Plantas de digestión de residuos orgánicos

Una parte importante de los residuos industriales está compuesta de sustancias orgánicas. Grandes cantidades de estos residuos pueden reciclarse económicamente en plantas de digestión produciendo energía renovable. Este proceso biológico se lleva a cabo mediante la acción de microorganismos anaerobios, es decir, sin la presencia de oxígeno.

En la fermentación anaeróbica intervienen diversas bacterias cuya composición depende de las condiciones del entorno (material base, temperatura, nivel de PH, etc.). La sustancia orgánica se descompone en varios niveles hasta llegar al producto final, biogás: dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4).

Además del biogás se produce como residuo de la digestión una mezcla de agua, de sustancia orgánica no degradada (por lo general, sustancias leñosas con contenido de lignina) y agentes minerales (arena, partículas del suelo, sal y otros minerales).

Schwarting Biosystem tiene experiencia en la construcción y en la operación de plantas de digestión para el tratamiento de residuos orgánicos especiales como por ejemplo residuos de alimentación. Gracias a la flexible adaptación del proceso y del concepto del digestor, podemos abordar de forma específica tanto las exigencias individuales de cada planta que se va a construir, como los productos que se van a tratar.

Schwarting Biosystem es su socio en la construcción instalaciones económicas, de gran calidad y perfectamente adaptadas a las necesidades, desde la planificación hasta la entrega de la planta.


Fotografía 1: Imagen ampliada Fotografía 6: Imagen ampliada