Tratamiento de residuos mecánico biológico para residuos orgánicos y fracciones de desechos residuales

La legislación alemana establece preceptivamente un tratamiento para los desechos residuales y biológicos en su Ley sobre eliminación de residuos y de administración del ciclo de vida. También la directiva comunitaria sobre eliminación de residuos prescribe para los próximos años una clara reducción de residuos biológicamente degradables depositada en vertederos.

La integración de una planta de digestión en la planta de tratamiento ofrece la posibilidad de utilizar los residuos energéticamente y de reducir la parte biológicamente degradable.

Schwarting Biosystem suministra plantas completas de tratamiento mecánico biológico, desde la recepción de los residuos, hasta la entrega del residuo de fermentación tratado. El residuo que llega al silo se prepara primero en el tratamiento preliminar mecánico mediante una combinación de dispositivos de criba, de triturado y de clasificación. En este proceso, el residuo se separa en varias corrientes: fracciones de materias para eliminación separada, fracciones caloríficas para reciclaje térmico y fracción orgánica para el posterior tratamiento biológico mediante fermentación.

La fracción orgánica se mezcla en un tanque macerador de residuos con aguas de proceso y se conduce hacia la etapa de digestión. Esta se realiza con uno o varios digestores completamente entremezclados. El equipamiento técnico de estos digestores incluye un agitador central y un sistema de extracción de sedimentos. Los restos de la digestión fermentados se deshidratan y a continuación puede conducirse a una planta de compostaje para su posterior tratamiento.




Fotografía 1: Imagen ampliada


Fotografía 3: Imagen ampliada